Historia de las Vías Ferrata



En el año 1492, François Antoine de Ville Capitán a las ordenes del Rey Carlos VIII de Francia, conquisto la cima del Mont Auguille, esta hazaña representa el nacimiento del Alpinismo, pero bien podría ser también el equipamiento de la primera vía ferrata pues para conseguir tal empresa fueron utilizadas unas escaleras destinadas a ese único fin. Sin embargo se considera que el origen de la vías ferratas data de 1843 en Austria, cuando se equipa la vía normal al pico Hoher Daschein, con la única finalidad de hacerlo más accesible. Pero no será hasta 1903 cuando se equipe la arista oeste de La Marmolada en las Dolomitas, cuando se considera la vía ferrata como tal.


Ya en la Primera Guerra mundial (1914-1918), será cuando se equipen un número importante de Vías Ferratas en las Dolomitas para uso bélico, en estas vías se empiezan a utilizar cables, escaleras o puentes para facilitar el acceso de tropas y material. Estos caminos equipados, quedarían para uso lúdico al finalizar la Gran Guerra.


Tendremos que esperar a 1936 para encontrar la primera vía Ferrata equipada exclusivamente para uso lúdico deportivo, será La Vía Delle Bochette, equipada en las Dolomitas por la sección del CAI de Trento.


En 1988 en Feissinières (Francia) se equipa la Vía Ferrata de La Grande Falaise, primera Vía Ferrata moderna, donde quedan claramente diferenciados los elementos de progresión y los elemento de aseguramiento.


En la península Ibérica se empezó a equipar en Pirineos en 1880 la Vía Normal del Midi D'ossau, siendo la primera ferrata equipada Pirenaica. En Ordesa un año después se equipa la parte final del circo de Cotatuero, considerada la primera equipación de una ferrata en territorio Español. Hasta 1921 se seguirán equipando itinerarios en el Parque Nacional de Ordesa, Monte Perdido y Sierra de Guara. No será hasta 1954 cuando Julio Nogues y Enrique Pera equipan La Canal del Palomo en la Sierra de Guara, con 240 clavos y algunas grapas para salvar mas de 200 metros de desnivel, la cual es considerada la primera vía ferrata equipada para uso lúdico deportivo exclusivamente. Ya en 1993 Antonio García Picazo, equipa la primera vía ferrata moderna "La Teresina" en la Montaña de Montserrat.


espeleopicos@gmail.com    633 506 006  -  627 237 335